Consultores Familiares


Los profesionales que formamos CONSULTORES FAMILIARES, estamos comprometidos en la excelencia y la importancia de la persona sobre cualquier otro aspecto.

La educación es el motor de toda actividad humana. De una manera u otra, el quehacer educativo es tan importante como la vida misma. Desde el principio de las civilizaciones ha sido así y no hay nada que indique que no lo va a seguir siendo. todas las acciones que realizamos están sujetas a componentes educativos y el alejarnos o acercarnos a éstos, nos hace acercarnos o alejarnos al ideal de persona.

Por lo tanto educación y persona van intrínsecamente unidos.

No se entiende, decididamente es impensable, una persona sin educación. Siempre que entendemos la educación como el principio de las acciones humanas y no sólo el principio de los comportamientos sociales.

Por todo lo anterior, el primer objetivo de CONSULTORES FAMILIARES es ayudar a todas y cada una de las personas que forman la realidad familiar a RECONOCER, DEFINIR y RESOLVER cualquier problemática que les rodee.